El stamping es un proceso de acabado donde se aplica un efecto metalizado sobre la etiqueta.

La técnica del stamping permite dar un acabado de distinción a la etiqueta, aportando una imagen de producto de calidad y mayor valor añadido. A pesar que normalmente se ha utilizado mucho en el sector vitivinícola, cada vez más se están aplicando stampings a productos de cosmética, alimentación, aceites así como otros mercados.
Si quieres conocer con más detalle qué opciones pueden trabajarse con este proceso de acabado en tus etiquetas y conseguir así una nueva imagen,  no dudes en contactar con nosotros enviándonos un email a marketing@ipe-innovaciones.com y te informaremos de cómo se podría aplicar el stamping en el diseño de tu actual etiqueta y cuál sería el resultado final.