En IPE conscientes de la importancia de tal medida nos hemos anticipado a la entrada en vigor de la normativa y ofrecemos una amplia gama de productos exentos de BPA.

 

El bisfenol A o BPA es una sustancia química industrial que se utiliza especialmente en la fabricación de plásticos y, en menor medida, en resinas y en papel térmico.

Este componente está presente en un gran número de productos cotidianos y tras haber sido analizado por diferentes expertos en salud, está siendo limitado en lo máximo posible en sus cantidades.

Por tal motivo a pesar de que algunos países europeos ya han prohibido este químico, a partir del 2020 la nueva normativa europea prevé la prohibición y eliminación del bisfenol en la composición de cualquier envase.

¿Qué implica este cambio en lo referente al etiquetaje de productos?

En lo referente al etiquetaje, el papel térmico empleado para la impresión de algunos tipos de etiqueta utiliza normalmente bisfenol A (BPA) como revelador de color. Con la nueva legislación de la Unión Europea todos los papeles térmicos vendidos en Europa deberán estar libres de bisfenol a partir del 2 de enero de 2020.

El cumplir con la normativa supone utilizar etiquetas cuya materia prima sea papel de etiquetado térmico sin bisfenol*.

Adáptese a las futuras exigencias del mercado y solicite presupuesto para sus etiquetas sin Bisfenol.

 

 

*con concentraciones de BPA superiores a 0,02% en peso, teniendo en cuenta que el revelador de color supone entre un 1-1,5% del peso del papel por lo que un nivel máximo de BPA de 0,02 % significa que ya no podrá añadirse intencionalmente durante la producción. Sin embargo, los restos de BPA (inferiores a 0,02 %) que se originan como residuos de las transferencias de las distintas fases de la producción de autoadhesivos son aceptables.