El stamping es un proceso de acabado donde se aplica un efecto metalizado sobre la etiqueta, se diferencia de las tintas ya que es muy brillante, generalmente es metalizado y también se puede utilizar en la producción de hologramas.

La técnica del stamping permite dar un acabado de distinción a la etiqueta, aportando una imagen de producto de calidad y mayor valor añadido. A pesar que normalmente se ha utilizado mucho en el sector vitivinícola, cada vez más se están aplicando stampings a productos de cosmética, alimentación, aceites así como otros mercados.

Una aplicación de stamping en etiqueta, fue la desarrollada por IPE Innovaciones Para Etiquetajes, S.L, “Cepa Negra” impresa en Offset, con un acabado en stamping en color cobre, que crea un llamativo contraste con el fondo negro de la botella que realza al producto