Después del esfuerzo que supone el
poner en marcha un nuevo producto viene el esfuerzo de decidir cómo va a ser la
imagen de ese producto en el mercado, una decisión clave de la que depende en
muchos casos buena parte del éxito de comercialización del mismo.

Dada la importancia de la
etiqueta en las posibilidades de comercialización de un producto que se
reinventa o de un nuevo producto, hemos resumido algunos conceptos
fundamentales a la hora de desarrollar una etiqueta; consejos que son fruto de
la experiencia en trabajos realizados conjuntamente con nuestros clientes y sus
departamentos o agencias de marketing y diseño gráfico.

1).-¿Quién soy? Aplica la técnica del Elevator Pitch a tu producto:


Si tienes sólo 20 segundos ¿cómo
lo presentarías? ¿qué te interesa destacar más?, ¿está claro a quién está
dirigido?,¿cuál es su uso?, ¿qué lo diferencia de los demás?.. es esencial que
la información clave del producto sea visible y comprensible de forma rápida.

2).- ¿Cómo me visto?:


Sí no nos hemos equivocado en el
título… diseñar la etiqueta es “vestir el producto”.
Del mismo modo que adaptamos
nuestra vestimenta en función de las circunstancias de igual forma debería
suceder con el producto.
Si bien puede darse el caso de
que existan elementos gráficos (imágenes, tipografías, etc..) que formen parte
de la imagen corporativa de la marca y convenga mantenerlos también es
importante considerar la propia independencia del producto, máximo en casos en
los que el fabricante tiene una amplia gama de productos. ¿Me vestiré igual si
acudo a una fiesta infantil que si voy a practicar deporte? Lo mismo sucede con
los productos.  
Por ejemplo, si se trata de un
producto infantil debemos pensar si ¿nos interesa llamar la atención de los
niños, o por el contrario nos interesa llamar la atención de los padres? ¿y si
el producto es para niños pero también lo consumen deportistas como sucede con
algunos zumos o concentrados de frutas? En tal caso valoremos cual va a ser
“la vestimenta final” apta para nuestro target  sea uno muy definido o  sean varios.
El aspecto general del producto a
través de la imagen de la etiqueta debe ayudar a atraer al público para el que
está creado y esto debe reflejarse en los colores, imágenes, tipografía y
también en el acabado final de la etiqueta.
Un ejemplo claro del tema
acabados: Si el producto va a sumergirse en agua en algún momento, deberemos
considerar que la etiqueta sea waterproff .

 



3).- Lo breve si bueno, dos veces bueno


. Comunicar los beneficios y usos
del producto
. Cumplir con la normativa
correspondiente en materia de etiquetado
. Informar sobre la composición
del producto
…..todo ello en un espacio
relativamente limitado como es el de la etiqueta. Para no saturar al consumidor
con información  y no acabar con una
etiqueta repleta de texto es importante sintetizar al máximo la información a
incluir.
Si dadas las características del
producto o de los mercados a los que se dirige es imposible renunciar  a textos entonces conviene considerar el uso
de una etiqueta multipágina o una etiqueta peel off  de forma principal o como etiqueta
secundaria. Por ello, es importante conocer las opciones en materiales y
acabados para plantear el diseño de la etiqueta de un modo u otro.

4).- Elección de un buen profesional y un equipo multidisciplinar en
el desarrollo de la etiqueta


La elección de un buen
profesional es clave para que la etiqueta desde el punto de vista de diseño y
comunicación cumpla con sus objetivos. Una vez seleccionado ese profesional es
indispensable que se trabaje en equipo. 
Nuestra experiencia nos dice que si se
trabaja en equipo (fabricante del producto, director de marketing, agencia
externa o diseñador gráfico y proveedor de soluciones en etiquetaje) el
resultado estará mucho más cerca de ser exitoso. La unión de conocimientos y el
intercambio de ideas hará que la etiqueta acabe cumpliendo con todos los
requisitos.



5).- Impresión y  Materiales:


Tecnologías, materiales y
acabados son  las herramientas para
conseguir el resultado final  pero  existen múltiples combinaciones! ¿cómo podemos  saber cuál es la que necesitas nuestra
etiqueta?


Volvemos al punto anterior:
Trabajo en equipo
Para elegir el acabado final de
la etiqueta será necesario contar con la asistencia técnica necesaria  por parte del fabricante de etiquetas.

Por ello en IPE creemos y
defendemos nuestra metodología de trabajo “Laboratorio de Ideas”
basada justamente en el trabajo en equipo y  destinada a ofrecer las últimas novedades en
nuestro sector, materiales, tintas, procesos de impresión,etc.. con el fin de
desarrollar nuevos productos así como proyectos a medida.