A partir del 1 de enero de 2014 los bares y restaurantes de España tendrán la obligación de presentar el aceite de oliva en botellas debidamente etiquetadas en envases no rellenables o bien en envases monodosis.

De este modo, se prohíbe el uso de aceiteras en locales públicos como parte de las políticas destinadas a controlar la calidad de estos productos y en especial  con la finalidad de asegurar al consumidor una mejor información sobre el producto que está consumiendo y por tanto, a partir del 2014 sólo estará permitido el uso de envases no rellenables o formatos de envasado en monodosis.
Desde el punto de vista de marketing, esta nueva medida es una oportunidad para las marcas de este sector, ya que a través de este formato muchas marcas incrementarán su presencia, llegarán a nuevos consumidores que conocerán el producto a través del bar o restaurante, o fidelizarán al consumidor habitual de la marca.

De nuevo, el etiquetado es un elemento clave para diferenciar el producto y para ser uno de las principales herramientas de comunicación de las que disponen las marcas. La etiqueta tiene que conseguir crear emociones y sensaciones a través de los sentidos y  reproducir “la esencia y el espíritu” que  hay detrás de cada aceite de oliva.

Esta medida supone un buen momento para plantear un nuevo etiquetado desde el punto de vista de diseño, opciones de comunicación que ofrecen los diferentes tipos de etiquetas así como los ajustes necesarios – según normativa- del etiquetaje a los nuevos envases.
En IPE- Innovaciones Para Etiquetajes S.L. le ofrecemos una extensa gama de opciones en etiquetajes así como un Servicio de Diseño Gráfico para sus etiquetas según normativa legal.
Solicite más información a marketing@ipe-innovaciones.com